martes, 27 de noviembre de 2012

Receta de Pollo al vino.

Pollo al vino

Esta es la última receta de este “especial” para Navidad, es un plato estupendo para esos días de frío.

INGREDIENTES:

-1 Pollo de 1,5 Kg aproximadamente.

-1 Cebolla pequeña.

-1 Diente de ajo.

-4 Champiñones naturales de buen tamaño.

-1 Zanahoria.

-Unos 150gr de tocino entreverado.

-1 Cucharada de harina de maíz ( Maicena)

-1 Vaso de caldo de pollo.

-1 Vaso de vino tinto.

-4 Cucharadas de salsa de tomate-

-1 Cucharada de azúcar.

-2 Cucharadas soperas de mantequilla

-2 Papas por persona.

-Sal y pimienta.

PREPARACIÓN:

Se trocea el pollo en trozos que tengan el mismo tamaño para facilitar la cocción. Se untan de sal y pimienta al gusto.

Se derrite la mitad de la mantequilla en una olla y se dora el pollo junto al tocino troceado en tacos de 1cm más o menos, se agrega la cebolla picada, el ajo y los champiñones troceados.

Se espera unos minutos hasta que se consuma el líquido que sueltan las verduras. Se añade la cucharada de harina de maíz o Maicena.

Se añade la salsa de tomate, el vino y el azúcar se lleva a ebullición y se baja a fuego medio hasta que se consume la mitad del líquido, por último se echa el caldo se lleva otra vez a ebullición y se baja a fuego suave. Tarda unos 50 minutos entre ambas ebulliciones.

Se Saca el pollo y las verduras para colocarlas en una fuente o en otro caldero si se va a consumir más tarde para poder calentarlo nuevamente.

Con el líquido y otros posibles restos del guiso, se prepara la salsa pasándola por la batidora, se añade el resto de la mantequilla para que quede aterciopelada y brillante.

Si la salsa ha quedado muy líquida se puede espesar en un caldero aparte y luego pasarla por la batidora añadiendo la mantequilla.

Mientras se ha ido cocinando el pollo, se han pelado las papas y cortado en trozos, para freírlas y servirlas como guarnición. Se puede tener el pollo ya hecho y en el último momento calentarlo y freír las papas para que este todo a buena temperatura para servir.

Espero que os gusten estas tres recetas y os animéis a la comida sencilla y hogareña para estos días tan especiales.

Ya decía un cocinero que el plato más maravilloso del mundo se convierte en la tortura más horrible si lo tienes que compartir con tu enemigo.

Pensemos que la buena compañía y la familia hacen que la comida más sencilla sea el mejor momento del año.

Una receta de ensalada de espinacas diferente.

Ensalada salmón y champiñones

Bueno, si espinacas en ensalada, también es verde, no? Me cansa siempre la misma lechuga, y es otra forma de comer espinacas que son muy sanas, y esas cosas.

INGREDIENTES:

-1 Bolsa de espinacas ( ¡grande porque cuando la pruebes vas a querer repetir!)

-Un puñado de nueces, unos 50gr aproximadamente.

-1 Dátil por persona, picado en trozos.

-2 Champiñones naturales por persona si son pequeños. Lo siento no sirven los de lata.

- Un sobre de salmón ahumado de unos 500 gr.

-1 huevo por persona.

-Sal y pimienta molida.

-Aceite de oliva virgen, vinagre de vino blanco y vinagre Balsámico de Módena.

PREPARACIÓN:

Ponemos la sal, la pimienta, el vinagre de vino blanco, el aceite de oliva virgen y el vinagre de Módena en un tarro con tapa y lo agitamos bien para que emulsione. Lo probamos para comprobar si está muy ácido en ese caso añadimos un poco más de aceite. ( En casa nos gusta fuertecito de vinagre)

Lavamos y secamos con papel de cocina las espinacas y las guardamos en la nevera en una bolsa hermética hasta que las utilicemos.

Lavamos los champiñones por que los vamos a comer crudos, pero rápidamente para no estropearlos, los secamos y los cortamos en rodajas.

Troceamos las nueces y los dátiles y los dejamos en un cuenco aparte.

Abrimos el sobre de salmón ahumado y separamos las lonchas.

En un caldero alto ponemos los huevos ha cocer, desde que hierve el agua calculamos 5 minutos. Les quitamos la cáscara y los reservamos.

Pasamos a montar la ensalada, primero el lecho de espinacas, encima las lonchas de salmón, los dátiles y las nueces. A continuación los champiñones y a un lado colocamos el huevo partido en dos y abierto.

Por último añadimos 2 ó 3 cucharadas de vinagreta por encima y servimos el resto en una salsera.

Receta de falsa Vichyssoise

falsa vichisoise

¡Ya estamos a las puertas de una nueva Navidad! Así que comienzo a publicar algunas recetas que tengo bien ensayadas para estas fiestas.

Me he centrado en que sean sencillas, con ingredientes económicos, (que el próximo septiembre entra la “peque” en el cole y hay que ir ahorrando) y sobretodo que sean caseras, de esas recetas que calientan la casa y el estómago.

Esta sopa se la come muy bien mi “peque”, pero a diferencia de la Vichyssoise normal no lleva mantequilla ni nata, o leche, resulta que tiene intolerancia a la caseína.

INGREDIENTES:

1/2 Cebolla pequeña.

1 Diente de ajo grandecito.

1 Vaso de caldo de pollo.

1 Patata grande o dos pequeñas.

1 Puerro grande

1 Calabacín mediano.

Aceite de oliva.

Nuez moscada, sal y pimienta.

Para acompañar costrones de pan frito.

PREPARACIÓN:

Se pelan y se pican la cebolla y el ajo, se reservan en un bol.

Se le quita al puerro todas las hojas verdes y se parte en cuatro partes verticalmente, se lava con abundante agua para retirar posibles rastros de tierra. Se corta en tacos de 1cm aproximadamente.

Se añade al bol de la cebolla y el ajo.

Se pela el calabacín y las patatas, se parten en tacos grandes como de 3cm más o menos, se reservan en otro cuenco.

En la olla a presión se echa un fondo de aceite, apenas 4 cucharadas soperas, se reogan la cebolla, el ajo y el puerro, y se añade un pellizco de sal según nos guste.  Cuando ya están transparentes se añade el calabacín y las patatas y se deja dorar también unos minutos.

Se añade un poco de nuez moscada recién molida y por último se añade el caldo de pollo.

Se deja unos cinco minutos a fuego fuerte hasta que la válvula de la olla salga del todo, lo justo para que la patata no quede dura por dentro.

Se aparta del fuego, se cuela reservando el caldo, y se bate en batidora hasta que quede una crema fina, si queda muy pastosa se añade un cucharón del caldo que hemos reservado, si nos gusta más tipo sopa que puré es cuestión de añadir algo más de caldo.